Las pinturas de retratos siempre requieren un modelo. Incluso las pinturas de estilo abstracto parten de una base real. Esta realidad sirvió para que la fotógrafa Flora Borsi realice un interesante ejercicio gráfico, donde tomó una serie de pinturas abstractas y creó a sus ‘modelos reales’, similares a su versión del lienzo. El resultado una serie de enigmáticos personajes que puedes ver a continuación: