Existe un dicho que dice “todo depende desde las perspectiva que lo mires”, pues bien esto se aplica muy bien a la técnica de variar la perspectiva de una imagen colocando  más cerca o más lejos de otro elemento para hacer variar su tamaño de lo que realmente es.

Es decir engañar a nuestra percepción visual dando la sensación que el tamaño ha variado cuando en realidad eso no ocurre, bueno a continuación veremos unos cuantos ejemplos de esta técnica pero si quieres ver la colección completa lo puedes hacer en el siguiente enlace: 30 imágenes en perspectiva