Un buen logotipo es más que una sabia combinación de textos y gráficos. Representan la marca. Un error común es llenar de muchos elementos el logotipo, en lugar de optar por la simpleza. Una de las técnicas para conseguir un logo minimalista pero llamativo es usando los espacios negativos. Un espacio negativo bien utilizado añade más profundidad y perspectiva a su logotipo. Puedes comprobarlo en los siguientes 10 ejemplos de logotipos que emplean adecuadamente el espacio negativo: