Search
Search Menu

EL RENACIMIENTO

1.      ANTECEDENTES

El Renacimiento constituye una de las más brillantes etapas de la Cultura de Europa Occidental y su influencia en la formación del nuevo hombre dio origen el merecido nombre de Renacimiento. Su duración en el tiempo es de aproximadamente tres siglos a partir del XIII en adelante.

Durante este periodo surgen en casi todos los campos del saber y de las artes, hombres geniales con características peculiares que marcan hitos en la historia y que difícilmente podrán ser igualados como: Giotto, Leonardo, Maquiavelo, Miguel Angel, etc.

En el campo de las artes, este período es abundante, grandes legados artísticos son el testimonio permanente de la gloria y el esplendor de esta época, los descubrimientos en el campo de las ciencias, la investigación y el estudio del cuerpo humano, algunos enfrentamientos con la Iglesia Cristiana el surgimiento de la Nueva Corriente Humanista, son algunos de los hechos importantes que van a determinar el Renacimiento.

2.- EL RENACIMIENTO EN ITALIA

El Renacimiento tuvo en Italia su más completa expresión, al convertirse en el foco de la cultura y la inteligencia occidental; gracias a la fe en lo humano, va a resurgir nuevamente la naturaleza que será glorificada, las artes y la política serán liberadas de toda influencia moral y religiosa.

El escenario donde se desenvuelve el Renacimiento es variado y fascinante; los estados se anexaron y consolidaron: Alemania, Inglaterra, España y lógicamente Italia. Parece asombroso que un país tan dividido como Italia se convierta en la cuna de este movimiento tan importante como es Renacimiento. Las ciudades italianas como Venecia, Florencia y Milán se convirtieron en el centro artístico de esta época.

3.- EL HUMANISMO

Una de las características del Renacimiento, sin duda alguna, fue el Humanismo. En esta época los hombres no solo sobresalieron en una actividad, sino que se constituían ha menudo en maestros de diferentes artes. El ideal de los renacentistas fue polifacético y como en el caso de Leonardo Da Vinci, que aparte de ser pintor de talento, fue científico e investigador por excelencia, no sólo buscaban los secretos de la belleza, sino también los de la vista y del alma. “los ojos son las verdaderas ventanas del alma”, Leonardo diseño la máquina para volar, realizó estudios de anatomía, proyectó armas para la guerra, etc. De igual manera podemos hablar de Miguel Ángel, quien además de pintor fue arquitecto, escultor y poeta.

Los humanistas consideraron que el Renacimiento constituía un retorno a la antigüedad del Arte Clásico, lo que los llevó a restaurar varias obras de autores griegos y romanos, que habían sido mal conocidas o mal interpretados durante la Edad Media.

4.- LA PINTURA RENACENTISTA EN ITALIA

El amor a lo bello, su libertad y el valor al ser humano encontró su más feliz y completa expresión en la pintura. En sus comienzos, en el Renacentismo italiano, hubieron varias escuelas pictóricas, entre las que destacan: la Florentina y la Veneciana.

A fines del siglo XV y a principios del siglo XVI la pintura italiana entró a su etapa más importante, tanto así que se le llamo “La Época de Oro”. Destacan: Mesaccio, Botically, Tintoretto, Tiziano, etc.

5.-LOSGRANDES PINTORES DEL RENACIMIENTO ITALIANO

LEONARDO DA VINCI

Entre los muchos pintores del Renacimiento, se caracteriza por haber tratado una síntesis de todos los géneros artísticos. Su aporte al Renacimiento consiste en el análisis científico, biológico, físico, psicológico, antropológico y matemático de cada una de las formas a pintarse.

El estudio de Leonardo Da Vinci puede quedar referido con estas palabras que escribió acerca del dibujo de un feto dentro del útero de la madre:

“En el caso de este niño, sus pulmones no respiran, debido a que está continuamente sumergido en agua. Y si respirase a ahogaría y el respirar no le es necesario, por cuanto es sustentado por la vida y el alimento de la madre”. “La Virgen de las Rocas” constituye una de sus obras más importantes en la cual se puede apreciar el valor pictórico de este genio del Arte Universal.

Biografía: Leonardo Da Vinci nació en un pueblito de Vinci en el año de 1452. Fue hijo de un notario de apellido Piero. A los dieciséis años se traslada a Florencia y por mandato de su padre ingresa en el taller a Verrocchio al cual superaría en un corto tiempo, a tal punto que éste no quiso volver a pintar más al ver las obras maestras que realizaba su discípulo.

A Leonardo se le conoce como el pintor Científico del Renacimiento Italiano, siendo considerado además como uno de los mayores genios que la humanidad jamás haya tenido. Su genio como pintor ha eclipsado en cierto modo su talento como científico, del cual podemos mencionar sus grandes estudios de estructuras, esbozos, proyectos de invenciones de nuevas máquinas, lo que demuestra su capacidad creadora y la agudeza de sus intuiciones.

Da Vinci, no sólo anticipó muchas ideas, que siglos más tarde se llevaron a la práctica, sino que inventó máquinas técnicas tan avanzadas que muchas de ellas, recién en estos últimos años, se han hecho realidad. Sus inventos en el campo físico, hidráulico y mecánico se proyectan al futuro y estos no pudieron aplicarse en su época. Esta fue una de sus tragedias, ya que eran tan adelantadas que no pudieron realizarse y quedaron en un mero proyecto.

Una cualidad hay que tener siempre presente en Leonardo; el aspecto científico era inseparable del artista; todo mecanismo para él tenía que ser una obra de arte. Consideró a la actividad científica como un medio para perfeccionar sus técnicas de artista y estaba convencido de que un día la mente humana lograría penetrar en los secretos de la naturaleza y descubrir las leyes físicas que regulaban el universo.

En una de sus cartas más famosas que Leonardo envió a Lodovico Scorza Duque de

Milán le ofrecía sus servicios indicando “Puedo construir puertos muy ligeros, fuertes, transportables, a voluntad, armas que disparan un denso humo para hacer asustar al enemigo, mecanismos para combates navales, carros cubiertos y bien protegidos y seguros que al penetrar al bando enemigo la artillería no podría detenerlo por más grande que éste fuera”, técnicas que recién se aplicarían en la Segunda Guerra Mundial.

Leonardo muere el 2 de mayo de 1519 y fue sepultado en los Claustros del Convento San Florentino; pero desgraciadamente sus restos fueron saqueados y profanados en las guerras de religión.

OBRAS

1.- “La Anunciación”

2.- “La virgen del Clavel”

3.- “La Adoración de los Reyes Magos”

4.- “La Virgen de las Rocas”

5.- ”La Gioconda” (Monalisa)

6.- “La Cena”

7.- “La Virgen, Santa Ana y el Niño”

Veamos en este apunte de ” La Gioconda” de Leonardo Da Vinci, como refiere gracia y suavidad al fondo del cuadro el ondulado camino de la izquierda y el serpenteante río de la derecha.

RAFAEL SANZIO

Rafael Sanzio nació en Urbino Italia, el 28 de marzo de 1483, ciudad pequeña enclavada en una de las regiones más pintorescas y risueñas de los Apeninos; quizá esto ha influido en su delicada naturaleza llena de bondad y cariño por todas las cosas que existe en este mundo maravilloso.

Sanzio significa “hijo de Santo”, en efecto, en los documentos familiares, su padre llevaba como nombre el de Juan Santi o del Santo o Sanoti.

Su padre también fue pintor razón por la cual descubrió que su pequeño hijo, tenía mucho talento para la pintura y lo incentivó para que siguiera esta difícil profesión, los momentos más felices de su infancia los pasó contemplando la obra de su padre.

El momento de mayor trascendencia en su vida, fue cuando le presentó a su padre una obra terminada, la que representa un ángel con las alas desplegadas, lo que determinó que su padre se convirtiera en su maestro.

A los cinco años de edad, Rafael ya pintaba y asombraba a todos con su talento de niño prodigio, quedándose la gente maravillada de tal habilidad.

Tuvo una infancia tormentosa y llena de desdichas, ya que a los ocho años perdió a su madre y tres años más tarde perdió a su padre, cruel destino que no permitió a sus padres gozar de sus triunfos.

A la muerte de sus padres ingreso en el Taller de Timoteo Viti, quien sería su maestro e influenció en su carrera como artista.

La obra de Rafael en sus inicios tiene influencia del Perugino, pero luego tendría la de Miguel Angel, que dicho sea de paso, va a durar muy poco tiempo, ya que luego él tendrá su propio estilo, que lo llevaría al más notable éxito. La muerte lo sorprende en plena juventud y cuando todavía el mundo esperaba mucho de su obra.

Muere a los 37 años el 6 de abril de 1520 un año después de la muerte de Leonardo Da Vinci. A Rafael se le suele llamar “El Genio de las Madonnas” por la serie de Madonnas que pintó.

1.- “La Misa de Bolsena”

2.- “Retrato de Magdalena Doni”

3.- “Desposorios de la Virgen”

4.- “Descendimiento”

5.- “Retrato del Cardenal”

-LA MADONNA ANSIDEI

Galería Nacional de Londres

Mejor que cualquier otra obra de Rafael, esta pintura de retablo muestra la precocidad del artista, porque fue pintada en Perugia en 1 506 cuando acababa de cumplir 23 años. Tal vez por complacer a la familia Ansidei hizo esta obra a la manera de su segundo maestro, El Perugino, La Madonna ANSIDEI fue comprada en 1865 en 1865 al duque de , Marlborough por la galería nacional de Londres, que pagó por ella 70,000 libras esterlinas.

MIGUEL ANGEL BUONARROTI

Miguel Angel nació el 6 de marzo de 1475 en Caprese, Italia desde muy temprana edad tuvo afición por la pintura, pero su padre Ludovico siempre se opuso a que su hijo se dedicara al Arte.

El primer maestro que tendría Miguel Ángel fue Francisco Granacci, luego pasaría al Taller de los hermanos Ghiriandalo y a continuación se instalaría en el Bartoldo de Giovanni, quien sería su verdadero maestro en el campo de la pintura.

Por su genialidad y talento para la pintura fue reconocido como hijo adoptivo por Lorenzo de Medicis y vivió bajo su protección en la Corte.

El genio pictórico de Miguel Ángel se manifestó sobre todo en los frescos realizados en la Capilla Sixtina del Vaticano, que le fueron encargados por el Papa, obra en la que trabajó sin tregua ni descanso, como queriendo develar los secretos y misterios de la creación del hombre y de los relatos bíblicos y en cuyo contenido se halla su gran talento creador.

“El Moisés”, otra de las geniales creaciones de Miguel Angel, es una estatua que tiene casi el doble del tamaño natural. Representa la figura del profeta y legislador Moisés, quién está sentado de frente y tiene una majestad imponente, sostiene entre sus corpulentos brazos las Tablas de la ley y con una mano acaricia sus largas barbas, Moisés aparece en esta estatua cómo un ser sobrehumano, con toda su sabiduría y autoridad.

Miguel Angel Buonarroti no sólo es grande en la pintura, sino que su talento lo llevo a representar al artista más genial en el campo de la escultura del siglo XVI desde muy joven va a destacar con sus relieves como en la lucha de Gigantes y Centauros.

Entre las obras escultóricas más representativas tenemos: “La Piedad” en la cual el mármol se hace tierno y suave como carne de Virgen, el dolor y la seguridad se personifican en esta creación grandiosa. Otra de sus obras es “El David”; en esta figura Miguel Ángel Plasma toda la dignidad del hombre, fruto de la creación divina y que en esta estatua queda patentizada de la manera más perfecta.

Miguel Ángel representa para el Arte, no sólo el genio sino también el hombre, porque con su obra nos ha llegado todo un compendio de amor; belleza, grandiosidad y sobre todo su amor hacia lo bello. En la obra de Miguel Ángel está representada toda su vida dedicada al arte y en cuanto a su producción artística esta sólo es comparada con la de Leonardo Da Vinci.

Tal era su valía, que en varias oportunidades discrepó con sus mecenas a los que les impuso una nueva concepción del mundo, como en el caso del Papa León X, a quien convenció para que en la Capilla Sixtina se incluyese representaciones y figuras destinadas como la de Adán y Eva en la creación, que ocupa la parte central de la bóveda y a lo cual el pontífice tuvo que resignarse y por primera vez en la historia de la religión se hacía tales representaciones, tan comprometedoras para los principios y postulados de la Iglesia.

OBRAS

Pinturas:

– Los frescos pintados en la Bóveda de la Capilla Sixtina.

– “El pecado original”

– “Creación de Adán”

– “Separación de las Aguas”

– “El profeta Ezequiel”

– Esculturas

– “La Piedad”

– “El David”

– “El Moisés”

-“La Virgen de la Escalera”

– “El Baco”.

– “El Profeta Jonás”

Interpretación a lápiz de un fragmento de la escultura “Moisés de Miguel Angel, aquí puede verse como, por medio de trazos, ha ido siguiendo las ondulaciones y retorcimientos del pelo y también los ropajes y la carne de la figura con el fin de dar una mayor idea de su forma y volumen.

Bibliografía

Willy Galdós Frías, “Artística”, (2001)

Leave a Comment

Required fields are marked *.