Search
Search Menu

EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA

España ha dado pintores de fama universal; figuran entre los más notables.

DIEGO VELÁSQUEZ (1559 – 1660)

Natural de Sevilla, está considerado como uno de los más grandes pintores del renacimiento español y como el más original de los pintores modernos. “Se distinguió por la gama portentosa de sus colores, de una frescura y brillo excepcionales, por la sinceridad del dibujo, el dominio de la perspectiva y el seguro manejo de los grupos de personas (semejantes a Rafael) y por el crudo realismo de sus imágenes en contraste con el hondo ascetismo de otros cuadros suyos”. Sus pinturas parecen realidades palpables. Ha dejado los siguientes cuadros: “La rendición de Breda”, “Cristo en la Cruz”, “Los Borrachos”, “Apelo visitando la fraga de Vulcano”, “Las Meninas”, “Las Lanzas”; “Venus y el amor”, “El Cristo”, y varios otros retratos.

EL GRECO.- Domingo Teotocópuli (1545 – 1623)

Llamado “El Greco”, por ser griego de origen, pues había nacido en la Isla de Creta, pero radicado en Toledo; llegó a ser un notable pintor español. Se distinguió por sus tonos oscuros sus figuras alargadas, rostros enjutos, manos alargadas. Son suyas las siguientes pinturas: “El Enterramiento del Conde de Orgaz”; “El reparto de la Túnica de Cristo”, “El Caballero de la mano en el pecho”, “Ensueño de Felipe II” y “San Pedro”, etc.

FRANCISCO DE ZURBARÁN (1598 – 1662)

Natural de Extremadura, empleó magistralmente el claroscuro. Nos ha dejado. “La apoteosis de santo Thomás de Aquino”, “Monje en Oración”, “San Pedro Nolasco”, “Los trabajos de Hércules”, etc.

JOSÉ RIVERA (1588 – 1656)

Llamado el españoleta; retrató con perfección la naturaleza muerta y fue el pintor de mártires. Destacan su obra: “San Bartolomé”, y “El Descendimiento de la Cruz”.

BARTOLOMÉ MURILLO (1618 – 1682)

Nació en Sevilla. A Murillo se le conoce como el Rafael español por su vida y por su obra. Quedó huérfano a los 10 años y fue el genial creador de la Concepciones. Sus vírgenes son extraordinariamente humanas y divinas; encantan porque son de ternura y candor insuperables, de sublime piedad y celestial belleza.

Otro tema distintivo de Murillo fue los niños, a los cuales pintaba con amor y devoción. Murillo fue el pintor del pueblo, como Velásquez lo fue de la Corte.

Bibliografía

“Educación Artística” Artes Plásticas, Modelado y Teatro (2000) de Edgard Urday Manrique

Leave a Comment

Required fields are marked *.