Search
Search Menu

El contorno que define la forma

Generalmente los contornos se definen con líneas. Existen tres contornos básicos:

-El cuadrado.

– El círculo.

-El triángulo equilátero.

Cada uno de ellos tiene su carácter específico y rasgos únicos, y a cada uno se le atribuye gran cantidad de significados, a veces mediante la asociación, otras mediante una atribución forzada y también a través de nuestras propias percepciones psicológicas y fisiológicas. Estos contornos pueden asumir representaciones y significados convencionales, así por ejemplo: al cuadrado se asocian significados de torpeza, honestidad, rectitud y esmero; al triángulo, la acción, el conflicto y la tensión; al círculo, la infinitud, la calidez y la protección.

Todos los contornos básicos son fundamentales, figuras planas y simples que pueden describirse y construirse fácilmente, ya sea por procedimientos visuales o verbales.

Un cuadrado es una figura de cuatro lados con ángulos rectos exactamente iguales en sus esquinas y lados que tienen exactamente la misma longitud. Un círculo es una figura continuamente curvada cuyo perímetro equidista en todos sus puntos del centro.

Un triángulo equilátero es una figura de tres lados cuyos ángulos y lados son todos iguales.

En base a estas figuras se pueden construir una infinita gama de figuras más complejas.

El inventario y la producción de este tipo de diseño está compuesto por trabajos profesionales de gran renombre, como los de Piccaso, y hasta las creaciones modestas de los alumnos de diseño.

El simple hecho de repetir rectángulos concéntricos, ya nos ofrece una aproximación a un diseño. Muy modesto por su fácil construcción, pero que podría ser utilizado para diversos fines. El triángulo, por ejemplo lo podemos encontrar descomponiendo cualquier polígono, hasta el cuadrado se descompone en dos triángulos, cuando trazamos su diagonal. Por esta razón se dice que todas las formas geométricas se reducen a dos, las más elementales como son: el triángulo y el círculo.

El cuadrado, con su perfecta regularidad nos comunica la sensación de orden, equilibrio. Cuando se repite indistintamente el orden se convierte en regularidad, corriendo el riesgo de evocar la monotonía.

El triángulo es más vital, a veces se siente como inestable y esto se debe a la presencia de sus lados oblicuos. A veces incluso su vértice indica, señala, arremete.

El círculo, en cambio ofrece la sensación de perfección, de dinamismo dado que se posa sobre una base, tan sólo utilizando un punto, aquel que es tangente con la misma.

La siguiente figura ha sido creada en su totalidad, en base a círculos:

A su derecha, vea el Rosetón crucero norte, del siglo XIII, encontrado en Notre-Dame París. En éste caso los círculos organizado de forma radial simétrica, producen una sensación de orden y movimiento.

Vemos en el ejemplo, cómo el círculo repetido y organizado concéntricamente puede originar interesantes detalles arquitectónicos, con tan solo un poco de imaginación. El trabajo con figuras geométricas en el simple plano, es decir, con dos dimensiones, puede dar origen a figuras más complejas, conocidas como redes, las cuales son un conjunto de líneas rectas y curvas, que entrecruzadas creativamente, dan origen a las figuras geométricas ya mencionadas, que se repetirán con regularidad, dando origen a composiciones más complejas, pero de mayor valor óptico y funcional.

En el siguiente ejercicio veamos cómo se compone una figura compleja con la yuxtaposición de líneas rectas: Trace líneas rectas horizontales y verticales, luego trace las diagonales de forma que atraviesen los vértices de todos los cuadrados originados.

Como podrá apreciar, se ha originado una rejilla simple que ante los ojos del novato, son sólo eso. Pero con un poco de experiencia podrá servir de base para la construcción de figuras complejas, que representan orden y regularidad.

En el siguiente caso, sobre la base de la primera cuadrícula trace diagonales paralelas que sólo pasen sobre un vértice de los cuadrados. Las diagonales opuestas están ordenadas con otra angulación.

Como puede observar, la simple variación de la inclinación de las líneas inclinadas, produce una sensación de distorsión e irregularidad. Inclusive usted podría afirmar que el rectángulo está ligeramente inclinado hacia la derecha… ¿o no?

Finalmente vemos, una variante utilizando como base figuras rectangulares y líneas Inclinadas paralelas. Como podrá ver, ahora se aprecia con más fuerza la generación de figuras triangulares, rombos y otros.

Tomando como base la plantilla de hexágonos, se pueden organizar y crear diseños industriales que cumplen funciones importantes en la decoración y bienestar del ser humano.

Bibliografia:

Huapaya, H., (2006), Diseño Gráfico, Peru: Fondo editorial

Leave a Comment

Required fields are marked *.